martes, 26 de junio de 2012

Una mujer llora la muerte de su hijo en la escuela incenciada de Beslán

























2 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

TERRIBLE, pero ... hermosos ojos.
La belleza que puede encerrar el dolor.

Un abrazo.
Mercedes.

Myriam dijo...

El sinsentido que desencadena la violencia. Jamás es el camino.