domingo, 5 de febrero de 2012

Muchacho de El Fayum





  






3 comentarios:

Myriam dijo...

Fascinante esta serie de retratos. Muy bien conservados. Con rasgos de atemporalidad.

El Toro de Barro dijo...

Siempre me impresionaron estos rostros, pintados en los sarcófagos del siglo III encontrados en El Fayum. Quién o quienes los realizaron, no sólo sabian captar el alma individual de cada ser humano: también sabían como conferirles ese punto de eternindad que parecen situalos, con todo el esplendor de su vida, al lado mismo de nosotros, mirándonos...

Myriam dijo...

Pensaba que eran frescos como los de Pompeya u otros. Precisamente lo que los hace bellos y perfectos, además del color y su técnica, es la expresión, los gestos, la mirada.